lunes, 7 de septiembre de 2009

La campana de las 6.

¿Qué es lo que rasga el viento hoy por la tarde?
Nada más que la funeral voz de una campana,
tan lejana como el lamento
de un cadáver sombrío y mal oliente que en su maldito polvo dormirá mañana…

Algunos dicen que a su reloj se le termino el tiempo
y dejo su existencia carcomida,
como una virgen que ante el placer se ve perdida…

Otros hablan que su porvenir estaba vacío,
vacio ya de ensueños y de gloria,
y se entrego al sueño sin memoria…
Sueño que nos lleva a despertar en otro mundo.

Duerme en paz viejo solitario,
espero que no oigas mi llanto,
que a tu tumba no le llegue mi funeraria plegaria,
la más grata, si… más que la oración de ningún hombre,
pura como las lágrimas de un niño.

Y si existe un remoto cielo,
recuerda que se vive mejor en el suelo,
merecido descanso el tuyo,
dejar la amarga vida y darle la despedida
a la fea prenda de un muerto…




En memoria a mi abuelo.

2 comentarios:

  1. Bien dicen que del dolor nace la creación... Me gusta mucho

    ResponderEliminar
  2. A veces me asombra... tu percepción del mundo, a veces me asombra el mundo que tu mismo has construido. A veces me asombra como después de tanto divagar no se si son las epifanías que han llegado a ti o tu a ellas…a veces, en realidad no sabes cuanto te admiro. Es así como disfruto cada verso que escribís, saboreo cada palabra que decís con tanta libertad, con tanto idealismo, con tanto individualismo, a veces.. casi demasiado libre para tu mismo cuerpo, casi demasiado sincero para la mascara que llevas. A veces sonrío al verte llorar y pensar que gozo de estar a la par de un ser humano y uno demasiado grande, tan grande que me cuesta creer que vive acá... cerca mío. Y es como las letras se van formando en tu mente y logran tener absoluta armonía con la realidad y la fantasía... así lo veo, como se a ido tu abuelo y lo que dejo fue en resumidas cuentas amor. Así como lo que escribís en tu texto es el y como representas que se entrega al sueño sin memoria.. y me podría enamorar de esa frase, y me podría enamorar de vos. Y creo que hasta los muertos necesitan a veces escuchar un llanto de un niño para recordar sin memoria como dirías tu, lo que fue estar vivo.

    ResponderEliminar