viernes, 4 de septiembre de 2009

Mar de cereza.

Trato de ver como tus ojos lo harían,
He nadado entre tu mar de cereza,
se como llegas al fondo y nunca te es suficiente,
siempre estas tan sedienta…

Luego rompes todo,
te tornas diferente
y de tu espalda nacen alas,
que te hacen volar tan alto.

Te vas lejos por un rato,
pero siempre regresas,
y cuentas cosas nuevas…

A veces estas en llamas,
duermes envuelta en fuego,
luego te despiertas,
y dejas solo las cenizas…




“Y justo ahora resulta que el sabor de la cereza es mejor que el de la nicotina,
No mata, pero envenena...”

No hay comentarios:

Publicar un comentario