miércoles, 28 de julio de 2010

Nadie vive en la misma ciudad dos veces.

De vez en cuando
pierdo la mirada
en alguna ventana

y me detengo
y veo
y te pienso

allí fuera
está esta vieja ciudad
que se me negó a cambiar
de la noche a la mañana
y permaneció igual
toda nuestra primavera

detrás de la ventana
se me rompe el cielo
pues no estas aquí
ni en ninguna otra parte
de esta misma ciudad
que ambos vemos

allí fuera
está la nueva ciudad
la que si acepto cambiar
de la noche a la mañana
y fue diferente
y olvido nuestra primavera

lejos de esta ventana
imagino miras el cielo
y te acuerdas de mi
de inmediato llega tu amnesia voluntaria
e invade tus recuerdos
los borra, nos borra
y te deja  para codearte con un
nuevo fantasma
que nunca amaste...




Yo si espero verte de nuevo
en un día no muy lejano
y a su vez lejano
y que nos inunde el silencio
y que no nos reconoscamos las viejas caras
y sean nuevos rostros
unos menos culpables unos menos ajenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario