jueves, 21 de octubre de 2010

El perro y el hombre no son parecidos,
                                       son lo mismo.

Sigo pensando
que cada hombre
lleva por dentro
un corazón de perro
una mujer
y un hueso duro de roer
lo digo porque lo he visto
siempre a las 6 de la tarde
salen y corren
los perros
de regreso a casa
huyendo del trafico
meneandole la cola
a cualquier cosa
que parezca montable
mientras yo
siempre fui el perro
que te esperó
a las 6 de la tarde
inmóvil
tras la puerta...

1 comentario:

  1. Yo sigo pensando que el corazón del hombre es demasiado frío, mientras el de un perro aún guarda compasión...

    ResponderEliminar