lunes, 8 de noviembre de 2010

Quizá sea el desvelo.



A la muerte

Gordos gatos negros
saliendo de la rendija de mi pecho
hablando como cuervos
AQUÍ NO HAY PAZ
                      decían...


Ni sonrisas... ni nada de eso.
Ahora mis dientes parecen mármol carcomido
y me hacen sangrar la lengua...


A la negra.


Claramente lo recuerdo,
vi como puso del manto de la sombra sobre ella
y su suave tez blanca se hizo negra
cubriendo así todo su continente...
luego la adorno
con un sin fin de estrellas.

Desde entonces se volvió vaga…
extrañando el suelo
sufriendo de desvelo
soñando con el sueño.


A mi memoria detenida


Mi memoria esta detenida
y las avenidas están repletas de mentes reversibles

pero en la primera avenida de la zona 1,
esta la casa...
dentro esta mi abuela
bailando en el fuego
haciendo con sus manos espirales.Me cuenta que desnudo llegue al mundo,
y que ahora me visto con soledad y pantalones...
entonces salgo y me quito la ropa
regreso a ser solo aire de nuevo.



A sus cenizas

Amor, nos quedaron solo las cenizas...

se que murió con mi nombre en las pupilas
yo la olvide sin quererlo
lentamente
como a todas las cosas de esta vida...


A la lluvia

Consumo a sorbos
todas las gotas que dejan
esos ojos que se destiñen con la lluvia...

luego fallecen las ultimas palabras
que se desprenden de los brazos
de mi conciencia

y entonces caigo al suelo,

junto al color ocre
mientras evaporado recuerdo
que algunas criaturas somos paridas en el asfalto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario