domingo, 10 de julio de 2011

Paula la paulita...

Pues... ¿Qué les digo?


Paula es de esas mujeres que engañan a los hombres de manera sutil (claro está) pero que de igual manera lo hace.

Y no es por puta que decide hacerlo... para ser honesto, nunca he visto a un solo hombre darle un quetzal a paula después de salir con ella.

Paula solo es una chica sensible que la sociedad ha convertido en ruda.
Entonces culpemos al mal gobierno y a eshta sociedad de mierda y a la fea decoración detrás de cada afiche político que cuelga a lo largo de cada poste en la ciudad, si, gracias a ellos por paula la fiera.

No, no debería hacerle referencia a la política o al gobierno o a la misma sociedad por una chica como paula... Pues no tiene absolutamente nada que ver una cosa con la otra y más bien esto me haria ver como un pendejo que no sabe lo que esta hablando.

Creo que todo se lo debemos a esos hombres bastardos que convierten a una chica sensible como paula, en un monstruo monstruosamente hambriento.
Por perros, solo lograron alimentar mas su hambre.

En fin, no es culpa de nadie, seamos realistas... La única culpable es definitivamente la maldita paula, que no controla su apetito sexual y a su hermoso continente-cuerpo que constantemente busca ser conquistado.

Y debo admitirles o advertirles;
Que nuestra paula ya no existe de manera individual...
(¿Cómo decirlo para no que no suene feo?)

Paulita, es un ser colectivo.
Y una mujer colectiva, amigos mios... es el demonio mismo.



OJO:
Este cuento, historia o intento, no le hace referencia a ninguna paula que pueda ser conocida por alguien que me conozca, de hecho, cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia...o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario